Header Ad

Categories

  • No hay categorías

Most Popular

Most Viewed

El Clarketazo: Avengers Endgame

La cinta  Avengers: Endgame, dirigida por los hermanos Russo, cierra un ciclo que comenzó hace más de 10 años con el Universo Cinematográfico de Marvel. La historia comienza a partir de una tragedia que ocurre durante la cinta anterior, Avengers: Infinity War, para después trasladarnos al espacio donde Iron Man y Nebula están a la deriva. Situación que dura poco, ya que después de que la Capitana Marvel entra en escena, los Avengers sobrevivientes se reúnen para atacar por sorpresa al malvado villano Thanos.

Sin más spoilers que agregar, vayamos a nuestra reseña. La verdad, Avengers: Endgame, es una película visualmente espectacular y llena de complacencias. Tiene un inicio impactante pero después se cae en escenas de relleno e intrascendentales. La película luce por sus efectos especiales, el CGI y el homenaje conmovedor que se le da al actor Robert Downey Jr. por su personaje de Iron Man es lo más llamativo de la cinta. El argumento de los viajes en el tiempo es muy enredado y dejan cabos sueltos sin explicación alguna obligando a los directores y guionistas a que tiempo después aclaren estos puntos, eso es una grave falta, un filme debe entenderse por sí mismo.

La mayoría de los actores pareciera que olvidaron que la mitad de sus seres queridos habían fallecido, y solo algunos dieron una interpretación digna de aplaudir. Mencionando a cada uno, empezaré por Iron Man. Tony Stark nos transmite una especie de melancolía mezclada con felicidad, debido a que su derrota lo dejó con un gran triunfo: su familia. Clint Barton, alias Ojo de Halcón, cambió radicalmente después de lo sucedido con su familia. Un contraste perfecto entre Tony y Clint, haciendo que el antiguo agente de S.H.I.E.L.D se llenara de un odio incontrolable y volviéndose juez de todo criminal en las calles. Al Dios del Trueno le cayó duro la depresión y la cinta nos muestra a un Thor obeso y desarreglado, una verdadera lástima después de verlo ser omnipotente en la batalla de Wakanda. A Hulk le quitaron su esencia, pareciera una parodia, una versión nefasta de lo que pudo ser un buen Dr. Green. Personajes como Thor y Hulk están hechos para pelear y destruir, no para ser ridiculizados. En el caso de Scott Lang, alias Ant-man, lo vemos con un temple bastante alegra y positivo, pero con una gran determinación por arreglar la situación. La Viuda Negra y el Capitán América son indiferentes emocionalmente aunque realizan hechos heroicos que ponen los cimientos para el clímax de la cinta. Thanos fue un villano que al cumplir su objetivo ya no aporta nada, su vida es vacía y no encuentra un motivo para justificar su existencia.

Lo difícil de poner a muchos personajes es que no le das la profundidad requerida y los dejas en simples cameos. Avengers: Endgame es un claro ejemplo de un blockbuster a escala mundial, pero no hay algo que la haga memorable. Sin embargo, el homenaje a Robert es muy emotivo pero se queda corto después de 10 años de historia. La música funciona muy bien, pero no logra crear un vínculo con el espectador para recordar para la posteridad. El vestuario es espectacular, tanto la ropa física como los trajes hechos de CGI que ya conocemos desde películas anteriores agregando pequeñas modificaciones. No obstante, el uniforme blanco se ve como una estrategia para vender a los aficionados, ya que los pudieron haber personalizado. Los escenarios son recreados digitalmente, donde conocemos mundos diferentes al nuestro y el espacio se ve increíble. Las naves y armas son hechas en CGI. Hay algunas fallas como el personaje de Nebula, la diferencia de tiempo cuántico entre Scott y Janet, la forma de viajar del ejército de Thanos en el tiempo, entre otros.

Este filme está basado en los comics de la casa de las ideas, Marvel y los personajes fueron creados por los escritores y dibujantes Stan Lee, Joe Simon, Jack Kirby y Steve Ditko.