Header Ad

Categories

  • No hay categorías

Most Popular

Most Viewed

La muerte como personaje de ficción

“Lo único que nos separa de la muerte es el tiempo”. Ernest Hemingway

La muerte es lo opuesto a la vida; a la Muerte tememos. Este miedo sin duda es la fobia más común en todo el mundo y surgió al mismo tiempo que el hombre. Con la evolución del hombre este miedo también dio un salto, comenzaron las tradiciones y rituales. Empezamos a sepultar a nuestros muertos, a venerar la vida y a temer al final.

El Séptimo Sello

La imagen de La Muerte ha cambiado a lo largo de las generaciones. Cada civilización le ha dado una forma distinta a la muerte, incluso algunas la han vuelto un Dios. Hoy en día pocas son las culturas que la venerar, pero sin duda La Muerte es uno de los personajes más representados en la cultura Pop.

Saltemos la época donde la muerte fue divina y comencemos por la mera ficción. En las fábulas y cuentos infantiles, La muerte se presenta como alegoría o antagonista. En el mundo contemporáneo, tomando como ejemplo a Harry Potter y “La fábula de los tres hermanos” existe una representación de La Muerte. En ella se nos presenta a La Parca como antagonista de los protagonistas. Analicemos primero que en esta representación, La Muerte es un personaje muy astuto y con poderes sobrenaturales. Un punto importante es que ella no mató a los hermanos en el momento de su aparición, les presentó regalos, los cuales le llevaron a sus ruinas. Aquí notamos a una Muerte poderosa, sin embargo no omnipotente, ya que no se le permite por alguna razón matar a conciencia, se les debe presentar a los protagonistas un reto o una incitación, pero nunca existe un asesinato, cada uno de ellos muere por sus decisiones –Uno de los hermanos fue más astuto que la muerte inclusive.

En el cuento “Oro o Plata” de Ema Bull se nos presenta una muerte en forma de rey con una armadura de obsidiana, su rostro era “el de un hombre de tez blanca, todo hueso, tendón y dureza, y el cabello negro aprisionado por la capucha”. En este cuento El Rey de las Piedras le plantea un acertijo a la protagonista; si lo resuelve, le perdonará la vida. ¿Qué rescatamos de aquí? Que la muerte también busca entretenimiento, esto me resulta bastante familiar: ¿Conoces a Joe Black?, un drama romántico donde la muerte negocia con Anthony Hopkins sus últimos momentos en la tierra (donde la Muerte es Brad Pitt, si lectores, Hollywood también convirtió a la muerte en un símbolo sexual.

Danse Macabre

Entonces La Muerte es inmensamente poderosa, pero a la vez busca divertirse o entretenerse. No es la que ocasiona los decesos, es solo la que recoge las almas, la que presenta desafíos. Pero también es la que rige el tiempo, sin ella la vida no pararía. Esto me recuerda a un capítulo de La Dimensión Desconocida (del remake de los 2000’s) donde la muerte se toma un descanso y simplemente nadie muere, nada muere. Las personas en accidentes siguen sufriendo, los quemados estás gritando, los enfermos no pueden descansar y es cuando la muerte entra en razón.

En el séptimo arte podemos apreciar a una muerte más visual, además que el personaje es algo icónico. Desde El Séptimo Sello hasta Horrible Histories. En El Séptimo Sello de Ingmar Bergman se muestra a La Muerte como una deidad seria con rostro blanco e intimidante y que le encanta jugar ajedrez (¿a qué Dios no?). En Horrible Histories se nos presenta una muerta un tanto idiota. En un estilo de talk show La muerte se la pasa haciendo chistes y no tomándose nada enserio. Dos muertes cinematográficas; La primera solemne y tenebrosa y la segunda. El cine ha representado la muerte de miles de maneras. Fría, cruda, chusca, divina, hermosa, decadente; la muerte es multifacética.

Los alemanes tuvieron una gran fascinación por la muerte en el cine a principios del siglo XX. Hilde Warren und der Tod y Las Tres Luces fueron los pioneros, pero sin duda la más popular fue La Carrera fanstama.

Las Tres Luces

La cinta trata sobre el cochero de La Muerte, que pasea pos las tierras nórdicas, recolectando las armas de los que han muerto de forma trágica. Este cochero es sustituido cada 31 de Diciembre por la última persona que muere en pecado. No solo fue un éxito mundial, también marcó un salto en la historia del cine en la forma en que se diseñaban los escenarios. Todo aquel que la vio, seguramente ha soñado esa escena donde el cochero camina con su carreta por encima de las aguas embravecidas del mar para recoger un alma de un ahogado o en la escena cuando se llevó en brazos al suicida delante del espejo de su casa.

Macario

México tiene una fascinación exclusiva con la muerte que otros países no poseen. Nosotros le celebramos 3 días al año –así o más traumados- , y es que la muerte siempre nos ha llamado. La figura de la catrina, las leyendas, las ofrendas, incluso el culto por la santa muerte ya son parte del imaginario colectivo mexicano. Recordemos la película Macario, basada en la novela de B. Traven, donde la personificación de la muerte es en un sentido más humano, incluso más que el de Dios o el Diablo.

Sin duda otra de las representaciones de La Muerte que se debe mencionar es la de Neil Gaiman en Sandman. Más allá de ser capaz de intimidar incluso a las criaturas más poderosas del universo DC, la versión de Niel Gaiman de la Muerte rompe con todos los estereotipos. En lugar de la rebuscada figura masculina con túnica negra y guadaña, nos encontramos con una mujer gótica y alegre que se viste como cualquiera de nosotros (si es que somos darks). Amable y con un aspecto atractivo no es de extrañar que esta versión se volviera tan popular entre los fanáticos de comics –yo incluido.

Death en Sandman

Si la muerte es lo opuesto de la vida, entonces ¿por qué la necesidad de representarla a nuestra semejanza? Un esqueleto pertenece tanto a un ser vivo como a un ser muerto. Todas las manifestaciones físicas forman parte de nuestro mundo material, incluyendo todo lo que está muerto, por lo tanto son parte de la vida. Quizás esto signifique que reducir a la Muerte a cualquier forma reconocible es absolutamente imposible e inútil, aparte de su significado simbólico. Intentar saber que la muerte nos acecha, nos presenta retos, nos admira, nos divierte no es más que mera ficción, pues la verdadera Muerte aún oculta su verdadero rostro y hemos olvidado su verdadera función: el final de la vida.

  • Marilu Alvarez somos
    mayo 16, 2019 en 8:45 am

    Buena información

  • Persifal27
    mayo 17, 2019 en 1:31 pm

    Interesante artículo, Den otra revisión porque hay algunas faltas de ortografía y párrafos que se repiten. La representación de la muerte en el cine es muy variada, una manera de dar forma a eso tan natural y desconocido para el ser humano. Mi versión de la muerte favorita es Puro Hueso de Billy & Mandy de Cartoon Network.

    • Alfredo Álvarez
      mayo 17, 2019 en 2:01 pm

      Gracias por la observación, vamos a checar el texto.

Escribe un comentario

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: