Header Ad

Categories

  • No hay categorías

Most Popular

Most Viewed

Reseña Belzebuth

Belzebuth, la película que empezó siendo una promesa de rescatar el cine de horror mexicano, al menos en su rama comercial, tristemente se queda en la puesta de promesa al no cumplir con los estándares que la película misma se había fijado (el cine de horror internacional, especialmente el norteamericano).  

No puede discutirse que efectivamente cumplió con las expectativas de los muchos que tomaron la decisión de asistir a verla en función; aunque, ¿deberíamos considerar un triunfo rebasar expectativas considerablemente bajas?

Emilio Portes, se levanta de su triste y fallida cinta El crimen del cácaro Gumaro; sí, pero una mejor pregunta sería si ¿el producto final de verdad quería conservar la esencia típica de una película de serie-B? ¿Sería cierto esto, considerando la publicidad que se le fue invertida, la participación de inversión extranjera, y la interpretación de Tobin Bell en la cinta? 

El argumento de Belzebuth es nada menos que un collage del cine de terror relacionado a lo paranormal y religioso, los exorcismos. En un afán por abarcar demasiados temas, termina siendo una parodia bien producida de los mismos. La trama nos narra la desgracia que gira en torno a la vida del agente Emmanuel Ritter (Joaquín Cossío); una serie de asesinatos perpetuados a niños en la región norte de México provoca que agentes norteamericanos se alíen con el departamento mexicano en busca de los responsables. Quien en un principio se nos había presentado como el posible villano, el cura Canetti (Tobin Bell) llega a dar una larga y compleja explicación de cómo los eventos se sucitan alrededor de la segunda llegada de Cristo en México, un país gobernando por un imperio opresor.

En un inicio la fotografía y producción prometen una visión contemplativa y poética de los eventos que presenciaremos a lo largo de la película, sin embargo esto desaparece rápidamente, y estas escenas son intercambiadas por escenas de violencia clásica del cine de narcos y del gore norteamericano; los efectos especiales gradualmente van encajando en la producción de serie-B, y lamentablemente se convierte en la parte más rescatable del film.  

Emilio Portes termina convirtiendo por accidente a Belzebuth como una gran película de cine trash mexicano. Para quien sea seguidor de este tipo de formas y estilos, es una película considerable a revisar, pero si se advierte la carencia de contenido e innovación en su fondo. Si quieres conocer más sobre el cine de explotación y serie-B te recomiendo que revises las reseñas de Assholes y Cat Sick Blues.

    Escribe un comentario

    Your email address will not be published.