Header Ad

Categories

  • No hay categorías

Most Popular

Most Viewed

Header Ad

Reseña Black Mirror Bandersnatch

Antes de cerrar el 2018, Netflix lanza a sus usuarios: Bandersnatch, una película interactiva devenida de la famosa serie Black Mirror. Aunque pocas semanas antes se rumoreó mucho sobre cuál saldría antes, si esta película «experimental» por su propuesta interactiva o la tan esperada quinta temporada de la serie, al final se tomó por estrenar Bandersnatch, con lo que desde mi perspectiva lograron recorrer, de manera muy digna y elegante, el estreno de la nueva temporada.

Se habla mucho sobre si esta película es más un episodio más extenso de la famosa serie sobre historias reflexivas entorno al medio tecnológico en que puede evolucionar aquél en el que ya vivimos ahora; sin embargo me parece que Bandersnatch logra ser más que un episodio televisivo, y más que un largometraje convencional. Está lejos aún de manipular el lenguaje cinematográfico como aquel de los grandes directores de cine de autor, pero si me atrevería a considerar esta película como pionera de un nuevo lenguaje, y con él, una nueva estructura: la interacción.

En el mundo digital, existen ya demasiadas formas de interactuar con la tecnología que nosotros mismos hemos creado, y esto antes de llegar a un punto de la tan esperada inteligencia artificial que nos ha planteado el mundo de la ciencia ficción; en el terreno del entretenimiento, el mayor ejemplo de esto, son los videojuegos y todo el avance tecnológico que han conseguido, tan solo podríamos ahondar en qué vendría después de la realidad virtual que ya existe en este campo. Ahora, con una película, interactuar presentaba un reto mayor; ya se habían realizado intentos de esto, con máximo dos finales alternativos en algunos casos, pero Netflix nos sorprende con una cantidad enorme de variaciones entorno a una sola historia; con Bandersnatch alcanza a incorporar la interacción con la misma narrativa y estructura argumental de este largometraje.

La historia gira alrededor de Stefan (Fionn Whitehead), un joven programador de los años 80’s que intenta vender la idea de un videojuego que está desarrollando, Bandersnatch, que lleva el título por una novela homónima en que el lector escoge su propia aventura y en que dependiendo de su lección puede tener una conclusión diferente en cada decisión que realiza. La idea le interesa mucho a una empresa pionera en esta rama, pero aun así de renombre, al contar con el respaldo de uno de los grandes y más jóvenes programadores del momento, Colin Ritman (Will Poulter).

Las posibilidades en que puede desarrollarse el arco dramático son muchísimas, y desde el comienzo de la película se nos plantea esta posibilidad tan solo con decidir con qué cereal el protagonista iniciará su día; esta simple decisión, así como posteriormente escoger qué música o qué reacción tendrá el protagonista, impactará de mayor o menor manera la conclusión que podemos obtener de la película. Toda esta estructura está muy bien apoyada en la gran actuación del reparto y en la tremenda producción detrás que caracteriza a esta serie al estar en manos de Netflix. Bandersnatch es una gran optativa de entretenimiento, ya sea para observarla una sola vez con o sin la posibilidad de interactuar con ella, o incluso para verla cinco, diez o más veces y ver la cantidad asombrosa de variantes que puede tener.

Por: Isaac Portillo

    Escribe un comentario

    Your email address will not be published.